Cómo organizar mi presupuesto mensual

Tener un presupuesto mensual es el primer paso para conseguir unas finanzas saneadas. Solo cuando organizas de manera racional ingresos y gastos, eres capaz de destinar tu riqueza a aquello que realmente te importa. Si quieres mejorar la gestión de tu economía, prueba estos consejos:

1.- Recopila durante todo un mes tus ingresos y gastos

Es posible que tengas una noción sobre lo que gastas completamente distinta a la realidad. Para saber a lo que destinas tu dinero, junta todos tus gastos mensuales y ordénalos por partidas. Una vez estén ordenados, establece porcentajes para conocer los distintos pesos de las partidas.

praca dorywcza

Haz lo mismo con los ingresos. Si recibes cantidades irregulares todos los meses, procura desglosarlas mes a mes para tener una idea más clara de cuál es tu disponible mensual.

2.- Divide el listado de gastos en fijos y variables

En los fijos incluye los gastos a los que tienes que hacer frente mes a mes, como el alquiler o la hipoteca, la factura de teléfono, las suscripciones a servicios, las letras del coche, las mensualidades de préstamos, etc.

En los variables agrega aquellos que cambian todos los meses como la gasolina, el ocio, la alimentación, restaurantes y cafeterías, regalos, compras, etc. Es importante que establezcas un orden de prioridades en esta categoría, ya que va a ser una de las más relevantes a la hora de hacer cambios.

3.- Suma todos los ingresos y réstale los gastos

Si el resultado de esta operación es negativo, es importante que hagas ajustes cuanto antes. Si, por el contrario, tus ingresos son superiores a tus gastos ¡Estás de enhorabuena! Puedes destinar una parte de tu salario a ahorrar para conseguir pagar los créditos antes, construir tu fondo de emergencia o tu cartera de inversiones.

4.- Ajusta los gastos

Tanto si tu ahorro es positivo como, especialmente, si el balance es negativo, es importante que mires el listado de gastos y evalúes si puedes hacer algunos ajustes. En la categoría de gastos fijos puedes hacerte las siguientes preguntas:

– ¿Estoy haciendo uso de todas mis suscripciones?

– ¿Puedo minimizar mis facturas? ¿Existe otro proveedor de Internet con los mismos servicios más asequibles? ¿Estoy utilizando todos los datos y minutos de mi plan o puedo cambiarme a uno más barato?

– ¿Estoy realizando los pagos de mis préstamos de manera puntual o tengo que hacer frente a recargos?

Respecto a las partidas variables, como hemos dicho en el punto anterior, es importante que establezcas un orden de prioridades. Por ejemplo, igual gastarte varios cientos de euros al mes en café es un gasto razonable para ti y prefieres reducir tu presupuesto en ocio, en gasolina o en la lista de la compra.

darmowa pożyczka

5.- Construye tu fondo de emergencia

Es importante que en tu presupuesto incluyas una partida destinada al ahorro y, especialmente si estás empezando a controlar tus finanzas, des prioridad a construir tu fondo de emergencia. Se trata de una cantidad ahorrada correspondiente a entre seis meses y un año de gastos destinada a, como su nombre indica, hacer frente a emergencias.

Ahora que ya conoces las bases para un presupuesto mensual, ¡anímate a crear el tuyo!