Cambiar de profesión – ¿en qué cursos vale la pena invertir?

La vida muchas veces nos sorprende. Los que piensan que van a trabajar según su vocación y formación adquirida hasta la pensión, frecuentemente se ven obligados a cambiar su profesión. La situación difícil del mercado laboral causada por la pandemia del coronavirus es un buen ejemplo de ello. Un montón de personas fueron forzadas a buscar otro tipo trabajo, no necesariamente en el mismo campo, como venían realizando. ¿Cómo lidiar con el desafío de cambiar de profesión? Sobre todo, vale la pena optar por los cursos y formaciones profesionales. Hoy os aconsejaremos qué tener en cuenta al momento de escoger un curso y cuáles de ellos merecen ser considerados.

No todos los cursos son iguales

Para empezar, hay que reflexionar detenidamente sobre qué queremos lograr haciendo un curso determinado. Si ya hemos obtenido una cierta competencia y lo único que queremos hacer es certificarla de manera formal, debemos buscar algunas instituciones educativas que una vez terminado el curso, emitan un documento apropiado y avalado por los empleadores. Tales certificados son exigidos especialmente cuando hay que comprobar las habilidades de conducción o manejo de diferentes tipos de equipos. Un buen ejemplo es la licencia de conducción, ya que sin tal documento obtener un trabajo como conductor es imposible. Por otro lado, si queremos desarrollar una habilidad desde cero, vale la pena buscar un curso realizado por un profesor con experiencia. Al terminar la formación, estaremos seguros de que lograremos ejercer la actividad bien de forma independiente.

Diseñador gráfico / web design

Si sentimos que podemos desafiarnos a nosotros mismos en el campo de diseños gráficos, ahora puede ser un buen momento para desarrollar nuestras capacidades y transformarlas en una fuente de ingresos. Realizar un curso de web design ayuda a encontrar un empleo en las agencias de marketing o en varias empresas que tienen departamentos de web design. En tal profesión lo que cuenta son las habilidades, un sentido de la estética y la experiencia. Un curso de diseño gráfico puede costar aproximadamente 1200 € por 200 horas de clases.

Curso web developer php / javascript

La profesión de programador goza de una popularidad cada vez mayor. Hoy en día encontrar un trabajo en este campo no es para nada difícil, pero solo cuando disponemos de capacidades adecuadas. Trabajar como programador es una tarea exigente. Sería un milagro encontrar un trabajo en tal puesto sin el conocimiento apropiado y las habilidades requeridas. Los que piensan seriamente en cambiar sus cualificaciones profesionales y volverse programadores, tienen que prepararse para una formación bastante costosa. Por un curso profesional de web developer: php y javascript pagaremos desde 4000 € en adelante. El precio puede desalentar pero dadas las ganancias de los programadores, tal gasto se pagará ya en el primer mes de trabajo. Si por ahora no te puedes permitir tal gasto, considera los pequeños préstamos. Gracias a ellos te acercaras a tu empleo soñado. Los pequeños préstamos han ya ayudado a mucha gente, pueden ayudarte a tí también.

Project management

Los que quieren trabajar en una corporación y al mismo tiempo son personas organizadas, detallistas y puntuales, pueden intentar volverse los project managers. La mayoría de los empleadores requiere una experiencia para ocupar este tipo de cargo. Adicionalmente, algunos pueden exigir los certificados de formación profesional en el ámbito de gestión de proyectos, por ejemplo una formación acreditada de PRINCE2®. Para muchas empresas este curso es una condición previa para competir por los puestos de project manager. El curso puede costar 1000 – 1200 € lo que es un gasto considerable. Sin embargo, con un certificado en el bolsillo seremos mucho más atractivos en el mercado laboral y nuestras oportunidades para un trabajo mejor serán más factibles. Por este motivo vale la pena optar por un curso adicional incluso si necesitaremos acudir a los pequeños préstamos.

 

Un cambio de sector profesional es un gran desafío y muchas veces una gran inversión económica. Pero seguramente vale la pena llevar a cabo todos los esfuerzos posibles para mejorar nuestras habilidades. El premio será un trabajo bien remunerado que nos brinde satisfacción y tranquilidad a diario.